¿Cerveza?


Esta es una lista de bebidas que comparten características con la cerveza, pero que, por una u otra razón, no lo son o no son consideradas como tal. Analizamos cada una y por qué podrían ser, o no, estilos de cerveza.

 

Para poder hacer esto, en primer lugar tenemos que definir qué es la cerveza. Hagámoslo con una definición lo más amplia posible:

 

Cerveza - Bebida alcohólica no destilada, fabricada con granos de cereal fermentados en agua con levadura a la que se agrega lúpulo u otras plantas o ingredientes.

 

La definición podría ser extendida, pero los cereales usados, el tipo de levadura, los ingredientes adicionales e incluso la presencia de lúpulo pueden variar de una manera increíble, entonces nos quedaremos con esa definición básica que abarca prácticamente cualquier clase de cerveza.

 

Así que ahora vayamos a conocer las bebidas que podrían ser cervezas:

 

  • Pulque

 

El pulque es una bebida alcohólica fermentada originaria de la región del actual país de México en su época prehispánica. Su origen es incierto y se pierde entre las leyendas y mitos de cada cultura precolombina, en la que muchas se consideran las descubridoras de esta bebida.

Delicioso pulque tradicional agave blanco cheve chela cerveza cervezálogo

 

Para su elaboración se utiliza el mucílago del agave, conocido como aguamiel, que al ser extraído se filtra y acumula en tinacales, o contenedores, donde se le añade levadura de manera directa o bien, pulque ya fermentado, y se deja reposar para que se fermente. En este tiempo también se pueden agregar otros elementos, como son maderas, gomas o raíces, para modificar su sabor. Dependiendo de la fuerza y contenido alcohólico que se quiera obtener para la bebida final, es el tiempo durante el cual se debe dejar reposar. (Este lapso puede ir desde unas cuantas horas hasta varios días).

Después de este periodo de reposo, la bebida ya está lista para ser consumida como pulque, (el aguamiel también puede ser consumido directamente después de su extracción del agave, pero su contenido de alcohol es nulo). Sin embargo, existen muchas variantes para su consumo.

Al no someterlo a un proceso de pasteurización, la levadura está presente y viva en todo momento, incluso durante su consumo, por lo que su periodo de vida es muy corto.

 

La bebida puede consumirse de la misma manera en la que sale del tinacal, lo que se conoce como pulque natural, o bien, combinado con otros ingredientes como puede ser fruta, azúcar, miel, refrescos u otras bebidas, recibiendo el nombre de pulque curado.

 

Se trata de una bebida que se elabora de manera artesanal con recetas tradicionales, y aunque a lo largo del siglo pasado y actual han existido intentos para extender su periodo de vida útil y embotellarlo, se tiene que someter a procesos que detienen la actividad de la mayoría de la levadura, por lo que la bebida resultado de estos intentos no es considerada por los conocedores como verdadero pulque.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No.

Las semejanzas que encontramos entre el pulque y la cerveza es que ambas son bebidas alcohólicas fermentadas que utilizan levaduras para convertir azúcares en alcohol y se combinan con otros ingredientes para realzar su sabor. Sin embargo, el mayor impedimento que tiene el pulque para poder ser clasificado como cerveza es el elemento que se fermenta: en la cerveza se trata de granos de cereal, mientras que en el caso del pulque, es el mucílago del agave, o aguamiel, el que se fermenta.

Otras diferencias son la pasteurización que reciben la mayoría de las cervezas para evitar su continuada fermentación (aunque existen algunas cervezas que se siguen fermentado incluso ya embotelladas) y la adición de agentes que sirven para la conservación de la cerveza, mismos que no existen para el pulque.


  • Chhaang

 

Es una bebida alcohólica nativa de la región del este de los Himalayas, que comprende las naciones actuales del Tibet y Nepal; y también se consume actualmente en algunas partes de la India y Buthán.

 

Para su elaboración se pueden utilizar semillas tanto de cebada, como de mijo o arroz, las cuales son depositadas en barriles de bambú que después son llenados con agua hirviendo. Una vez que esta última se enfría, se agrega una combinación de levadura, harina y jengibre a los barriles y se deja reposar por 2 o 3 días para que fermente. Después de este periodo, el resultado del proceso se diluye en agua y está listo para consumirse.

 

Chhaang filtrado

 

Dependiendo de la región donde se fabrique, pueden existir algunas variaciones durante su elaboración. Las semillas de cereal remojadas pueden ser amasadas, se puede filtrar o puede agregarse leche a la mezcla final. La bebida también recibe el nombre de tonga, tongba o jand, por algunos grupos étnicos de Nepal. Su forma de consumo también varía de cultura en cultura, aunque el consenso es que debe tomarse con popote, ya que tradicionalmente no debe filtrarse, y a temperatura ambiente.

 

Chhaang sin filtrar

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Su proceso de elaboración es la forma más básica para hacer una cerveza, y el mismo recuerda los métodos prehistóricos para hacer cerveza del medio oriente, incluso es muy similar a la primer receta para preparar cerveza del mundo.

Probablemente la razón principal por la que no se clasifica como una cerveza, es porque no se agrega lúpulo y su contenido de alcohol es muy bajo; y se considera una bebida étnica; no propiamente un estilo moderno de cerveza; aunque en realidad cuenta con todas las características de una cerveza rudimentaria.


  • Bozo

 

Se trata de una bebida alcohólica originaria de la región del actual país de Kirguistán. Es elaborada con mijo fermentado. Su fabricación es de manera artesanal, siguiendo recetas tradicionales de gran antigüedad. La forma más común para lograr su fermentación es agregar bozo ya fermentado a las nuevas mezclas. Se puede considerar una bebida derivada de la boza, al ser muy similar pero ya con características propias.

 

Es muy cremosa y con un gran nivel de acidez, de hecho, existen subtipos de bozo que se clasifican por su acidez. Su cuerpo recuerda a las cervezas de sorgo.

Aunque es bastante popular en su país de origen, es prácticamente desconocida en el resto del mundo.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

De igual manera que el Chhaang, su proceso de fabricación es el de una cerveza primitiva. Sus obstáculos más grandes para ser considerada como una cerveza son su falta de lúpulo y su escasa popularidad, por ser una bebida regional.


  • Boza

 

Es una bebida alcohólica fermentada popular en países como Kazajastán, Azerbaijan, Uzbekistán, Turquía, Egipto, y muchos países de los balcanes. Se puede fabricar con granos de maíz, cebada, trigo o mijo, por lo que su sabor puede variar enormemente de cultura en cultura, aunque por su forma de elaboración generalmente siempre presenta un dulzor ácido y características agridulces. Su contenido de alcohol es bajo, alrededor del 1%. A su preparación se puede añadir vainilla o canela, para darle un mejor sabor.

Tradicionalmente, sólo se bebía durante los meses de invierno, aunque actualmente se puede encontrar durante todo el año.

 

Sus recetas se pueden rastrear hasta el siglo IV de nuestra era, en la región de Anatolia, y fueron precisamente los turcos quienes la bautizaron como boza, Los griegos modernos la conocen como bauza.

Hay quienes dicen que el nombre de esta bebida es el origen de la palabra anglosajona booze, que se traduce como bebida alcohólica, o más precisamente, como pisto.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Los ingredientes básicos para su preparación son granos de cereal, mismos que se fermentan en agua, levadura, azúcar y otros ingredientes para dar sabor. Al ser tan popular, en muchos lugares donde no es tradicionalmente conocida se le conoce como cerveza boza.


  • Chicha

 

Una bebida alcohólica fermentada que tiene su origen en la época precolombina en la zona de la actual Latinoamérica. Se puede elaborar usando como elemento base granos de maíz, quinoa, cacahuate, yuca, papas, piña u otros elementos.

Su proceso de preparación, varía de región en región y entre cada cultura, pero lo básico que todos realizan es lo siguiente: se deja germinar la planta base, para posteriormente hervirse. El resultado se deja fermentar por varios días.

 

En algunas culturas se utiliza caña de azúcar para su elaboración, y en otras, se mascan las plantas antes de ponerlas a germinar en agua, con lo que no necesitan utilizar levadura adicional, ya que las enzimas de la saliva se encargan de descomponer la planta.

Existe otra variante en la que la planta germinada y hervida, pero antes de fermentarse, se mezcla con otros ingredientes y se consume así, por lo que no contiene alcohol. En Panamá chicha incluso es el nombre que reciben los refrescos artesanales.

 

Dependiendo de la forma de fabricación, ingredientes y cultura, puede recibir el nombre de chicha de jora, chicha de muko, chicha morada, entre otros.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Siempre y cuando se prepare con maíz como ingrediente base o, en su defecto, algún otro cereal. Mientras los otros ingredientes sean secundarios su forma básica de preparación es igual a la forma esencial para preparar cerveza.

Su no clasificación como tal se debe a que existen un gran número de variantes que utilizan elementos que no podrían ser propiamente de una cerveza, y otras que no se fermentan.


  • Gruit

 

El gruit es una combinación de diferentes hierbas entre las que se pueden incluir mitro de brabante, artemisa, milenrama, hiedra terrestre, marrubio, brezo, bayas de enebro, alcaravea, anís, nuez o canela, sin ser ninguna de estas obligatoria ni limitativa.

 

La mezcla se utilizaba en la edad media como ingrediente en la cerveza para su conservación y aromatización, es decir, las funciones que realiza el lúpulo en las cervezas modernas. Precisamente en el medioevo, existía una diferencia en el nombre que recibían las cervezas que utilizaban lúpulo, llamadas cervezas; y las que utilizaban gruit, llamadas ale. Posteriormente el nombre ale fue utilizado para denominar al tipo de cerveza que utiliza fermentación alta, sin tener que ver el gruit en su elaboración.

 

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No.

Se trata más bien de un posible elemento que se utiliza en la cerveza, no significa que sea una. El gruit en sí mismo no cumple con las características de una cerveza, y ni siquiera contiene alcohol.

No debe confundirse la mezcla de hierbas con el estilo que la utiliza; este se conoce en la modernidad como Gruit Ale, y se trata de cervezas que emplean gruit como un ingrediente en su preparación. El estilo de cerveza finlandesa Sahti es un ejemplo de una gruit ale.


  • Purl

 

Es una bebida inglesa que se hace combinando cerveza ale con la planta artemisa, azúcar, jengibre, cascaras de naranja y al que se le solía agregar ginebra.

 

 

Se podía elaborar una variante llamada Purl Real sustituyendo la cerveza con vino.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No.

Es más bien una mezcla de cerveza con otros ingredientes. En la antigüedad (antes del siglo XVIII), cuando era popular, se le solía confundir con un estilo de cerveza por el desconocimiento general de sus ingredientes y su forma de preparación.


  • Oshikundu

 

Esta bebida, también conocida como Ontaku, es una bebida tradicional de Namibia que se elabora con mijo o sorgo y se le agrega carilla, también conocida como frijol chino, para darle sabor. Para su elaboración se pueden dejar fermentar los cereales por un día o no, por lo que existen ambas versiones: sin contenido alcohólico y con contenido alcohólico muy bajo.

Para preparar la versión alcohólica, se combinan los cereales amasados con agua y oshikundu ya fermentado.

 

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Pero sólo en su versión con contenido alcohólico. A pesar de ser su fermentación de tan sólo unas horas, sigue entrando en el formato de cerveza rústica.


  • Caium

 

Una variante de la chicha que elaboran grupos indígenas de la región del Estado actual de Brasil. Se elabora con yuca o maíz y se endulza con jugo de fruta, y sus recetas originales datan de la época prehispánica. Es uno de los ejemplos de bebidas que se elaboran mascando y escupiendo el elemento base antes de dejarlo fermentar.

 

 

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

De igual manera que la chicha, su forma de elaboración es una receta primitiva para elaborar cerveza.


  • Gotlandsdricka

 

Es una bebida alcohólica de tradicional preparación casera que proviene de la isla de Gotland, en la actual Suecia. En su idioma original se le conoce simplemente como Drikke. Era popular entre los vikingos y llegó a ser consumida en todos los países nórdicos.

 

Sus ingredientes esenciales son ramas de enebro, malta, levadura, lúpulo, agua y azúcar o miel. El cereal que se utiliza para crear la malta puede ser cebada, trigo, centeno o avena. El proceso tradicional para su fabricación era bastante peculiar, se utilizaba una especie de maceta en la que todos los ingredientes se acomodaban por capas, Esta maceta tenía un pequeño agujero en su base, por lo que al ser regada con alcohol, salía por este hoyo el drikke listo para ponerse a fermentar.

Tarda alrededor de 1 semana en fermentarse para estar listo para su consumo, y debe de terminarse por lo menos un par de semanas después de ese punto, ya que su fermentación no se detiene, y la bebida se pudre después de ese lapso.

 

 

Su cuerpo es completo y su sabor agridulce y ahumado, con una fácil percepción del enebro usado. Su color varía entre amarillo oscuro y café brillante, y siempre tiene una apariencia turbia.

Por su dulzura natural, es difícil percibir el alcohol en la bebida, mismo que puede encontrarse en el rango del 3% al 12%, dependiendo de la receta usada.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

A pesar de que su proceso de preparación es un tanto único, la bebida cumple en su totalidad con la definición de la cerveza, sin embargo, desde la época vikinga (Siglos XVIII – XI) se mantenía una estricta diferenciación de la cerveza  y el gotlandricka. Aunque ambas eran consideradas bebidas alcohólicas, el drikke era considerado un alimento y se le daba a todos, incluidos los niños; mientras que la cerveza era restringida para ellos.

Actualmente esa diferenciación se sigue manteniendo pero por fines más bien económicos y de preservación cultural. Al no poder encontrarse en casi ningún lugar, su preparación tradicional en la isla donde nació la vuelve un atractivo turístico para quiénes deseen probarla. También en la isla se llevan a cabo competiciones anuales para ver quién prepara la mejor gotlandricka.


  • Tejuino

 

También conocido como tesgüino, es el nombre que recibe la chicha en México, donde sólo se prepara con maíz. Su consumo es muy popular entre culturas indígenas de diferentes regiones del país.

Su proceso de fabricación consiste en moler granos de maíz, cocerlos y colarlos. El atole que se obtiene se vacía en contenedores donde se deja fermentar de 1 a 10 días. Estos contenedores, conocidos como ollas tejuineras, nunca son lavadas, por lo que presentan residuos de fermentaciones previas. Se le agrega azúcar o piloncillo.

Después del periodo de fermentación, está listo para consumirse directamente cómo sale de la olla o se le puede agregar limón, sal, chile o nieve. Su sabor es agridulce.

 

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Siempre y cuando tenga graduación alcohólica. Debido a su variable tiempo de fermentación, existen variantes que no contienen alcohol. Pero mientras lo contengan, sin duda entran en la definición de cerveza. Una cerveza de maíz de preparación artesanal.


  • Kymyz

 

También conocido como Kumis, Koumiss, tsegee, o airag, es una bebida alcohólica fermentada y su origen puede ser rastreado hasta el siglo IV o III antes de nuestra era con los escitas, en la región del actual Irán. Aunque su uso por los pueblos turcos, mongoles y kirguïs también ha sido conocido a lo largo de la historia.

 

 

Se produce a partir de la fermentación de leche cruda, o bronca. Se agrega levadura o lactobacilos a la leche y se agita repetidamente para que no se coagule. Todo el proceso de fermentación puede durar varios días, y después de este está lista para consumirse.

Tradicionalmente, la leche con levadura se guardaba en contenedores que se colgaban de los caballos donde se batía al cabalgar. Los pueblos asiáticos antiguos en los que era popular, la preparaban con leche de yegua.

Su porcentaje de alcohol era muy bajo, aunque la bebida final podía destilarse para aumentarlo, pero el resultado de esta destilación es un licor conocido como araka o arkhi.

 

Para su producción moderna, se suele utilizar leche de vaca, misma que sólo se fermenta de 2 a 5 horas, proceso que va seguido de un periodo de enfriamiento. El producto final puede tener un porcentaje de alcohol del .7% al 2.5%.

 

 

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No.

Al ser un producto de la fermentación de la leche, incumple con el primer requisito de la definición de la cerveza, que es la fermentación de un cereal.


  • Hidromiel

 

Es una bebida alcohólica producida por la fermentación de una mezcla de agua y miel como ingredientes principales, pero a la que también se le pueden agregar frutas, especias, granos o levaduras. La característica que lo define es que el mayor porcentaje de sus azúcares fermentables provengan de la propia miel. Su contenido de alcohol puede ir desde los 3.5 º hasta los 20 º de alcohol.

 

 

Es una de las primeras bebidas alcohólicas consumidas por el ser humano, hay quienes incluso se atreven a decir que es una bebida precursora de la cerveza. Se tienen indicios de su consumo desde el 7000 a.n.e. en algunas regiones del norte de China; y su primer descripción proviene de los himnos del Rigveda, uno de los textos sagrados de la religión Védica y del Hinduismo, alrededor del 1100 a.n.e.

 

Existe una infinidad de variantes, según los ingredientes, las recetas y la región. Por ejemplo, se llama también Sima al hidromiel que se hace en Finalndia, al que se le agrega limón, levadura y pasas. Los antiguos mayas también lo preparaban, pero lo conocían como balché y le añadían trozos de corteza de árbol para darle sabor y otras propiedades. A un hidromiel al que se le añaden frutas se le conoce también como melomel; mientras que si se le adiciona especias o hierbas se le puede nombrar como methegli.  En inlgés el hidromiel se conoce como mead. En fin, existen más de 50 variantes del hidromiel que tienen sus propios nombres específicos, dependiendo si se le agrega jugo de manzana o si se hizo en Lituania. Simplemente en Polonia tenemos más de 4 clasificaciones específicas para el hidromiel dependiendo de la proporción de miel con la que haya sido preparado; lo que nos da una excelente idea de lo extendida que está ésta bebida por el mundo y lo arraigada a la historia de la cada cultura.

 

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No, ni en sueños. Los mismos ingredientes principales del hidromiel son los que nos responden: si bien se trata de una bebida alcohólica no destilada producto de la fermentación, para ser cerveza tiene que tratarse de la fermentación de un cereal, mientras que el hidromiel fermenta para su producción miel y agua.

 

Quienes lo ponen como un precursor de la cerveza también están equivocados. Quizás los principios para su elaboración son los mismos, y se desarrollaron de manera paralela; pero nada más.

En la actualidad, la popularidad de esta bebida se ha revitalizado de manera paralela a la revolución cervecera: muchos cerveceros artesanales preparan también su propio hidromiel de manera casera e incluso hay muchas cervecerías que venden también hidromiel, todo gracias a la gran similitud de sus procesos, sin embargo, quienes hacen esto, deben estar concientes de que están tratando con dos bebidas deliciosas y parecidas, pero fundamentalmente distintas.

 


  • Tepache

Se trata de una bebida alcohólica que se produce tradicionalmente al fermentar la cáscara y la pulpa de la fruta piña (o ananás, como también se le conoce), y a este producto agregarle piloncillo, azúcar y/o canela. En algunas regiones también se prepara con otros frutos adicionales, como guayaba, tuna, tamarindo o naranja. Algunas fuentes incluso señalan que su origen proviene del maíz, al alegar que la palabra tepache deriva de la voz nahua Tepatli, que significa bebida de maíz; sin embargo, todas las recetas de las que se tiene registro ignoran este ingrediente.

 

 

Su contenido alcohólico es muy bajo, normalmente menos del 1%, por lo que hay quienes gustan de agregarle cerveza directamente para realzar su sabor y aumentar su porcentaje de alcohol. Su preparación es sumamente artesanal y sigue siendo popular entre comunidades indígenas de México.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No.

Siguiendo la receta tradicional que fermenta frutos, normalmente piña, el tepache queda excluido de coincidir con la definición de cerveza. Si escuchamos la leyenda que señala que dice que la fermentación se hace con maíz, realmente lo que estamos viendo es tejuino (o chicha) con otro nombre.

 


  • Apo

También conocido como apung, es una bebida alcohólica moderadamente popular en algunas regiones de la India, preparada a través de la fermentación del arroz. Se le puede agregar chile originario del mismo país como conservador una vez que se ha fermentado.

 

Apung bebida fermentada de arroz con chile india

 

Su contenido de alcohol es bajo, pero su sabor muy característico. En algunas otras regiones de la India le agregan otras hierbas y especias durante su preparación y lo conocen como Raj o Xaj, así como Yu o Kyat, dependiendo del lugar. Chuak es su nombre dentro de la cocina tripura. Handia o Hadiya es otra preparación a la que se le agregan alrededor de 25 hierbas. Todos esos nombres son dentro del mismo país.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

El arroz, base para preparar el Apo, o como lo quieran llamar, es un cereal, por lo que esta bebida cumple con todos los requisitos para poder clasificarse como cerveza, a pesar de sus variantes y su poco contenido de alcohol.

 

El hecho de que se considere una bebida étnica, no tenga una preparación única y su nombre sea tan cambiante dentro de un mismo país, así como su poca popularidad, son parte de las razones por las que normalmente no se le conoce como cerveza.

Existen otras variedades, con otros nombres, en los que la bebida fermentada se destila, sin embargo y por este mismo hecho, estas variantes ya no entran dentro de la subdivisión de ser una cerveza artesanal y rudimentaria.


  • Brem

Es el nombre que recibe el alimento tradicional de Indonesia. Existen dos variantes, el alimento fermentado conocido mejor como pastel Brem, y la bebida fermentada. Se estima que ambos alimentos surgieron aproximadamente hace 1000 años y son sumamente importantes para sus tradiciones religiosas.

El brem líquido es generalmente dulce, ácido y con un grado de alcohol que puede ir desde 5% al 14%. Su preparación consiste en fermentar el mosto de un arroz negro y blanco (conocida como ketan), utilizando una pasta de arroz ya fermentado conocido como tepai, mezcla a la que también se le añade jarabe y levadura con posterioridad.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Se trata, de igual manera, de una cerveza producida con arroz. A pesar de su preparación tan artesanal y su contenido de alcohol tan variable, no hay lugar a dudas de que esta bebida cumple con la definición de cerveza que venimos manejando. Su origen tan apegado a la religión es una de las razones por las que, probablemente, se mantiene al margen de tal clasificación.


  • Choujiu

Se trata de una bebida alcohólica fermentada de origen chino, elaborada con arroz glutinado. Es de una consistencia espesa y blanca. Su fermentación se lleva a cabo por la combinación de un hongo muy popular en la cocina asiática llamado Koji, mismo que convierte el arroz en azúcares fermentables, y la levadura, que convierte estos azúcares en alcohol. Suele tener un alto contenido de ácido láctico.

 

 

Es una bebida tradicional, que data desde la dinastia Tang (618 – 907 n.e.) que tenía una gran fama en aquella época. El mismísmo poeta Li Bai la llegó a alabar dentro de su obra. En épocas antiguas también se le llamaba láolǐ (醪醴) o yùjiāng (玉浆).

Doburoku (どぶろく ) es el equivalente japones, y gamju y makgeolli son los nombres que esta bebida recibe en Corea.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

Por supuesto.

Al igual que todas las otras bebidas que hemos analizado que usan como base para su elaboración el arroz y lo fermentan, sin llegar a destilarlo, cumplen con la definición de cerveza. El choujiu (稠酒) entra en la clasificación de la cerveza sin problema alguno.


  • Cerveza de fruta

Un caso curioso, en el que su propio nombre nos da la respuesta a nuestra investigación; pero vamos a ver por qué:

La cerveza de fruta o cerveza frutal son cervezas a las que se les agrega algún tipo de fruta, ya sea como saborizante o para darles una característica en especial. En otras palabras, son cervezas de algún estilo a las que se les añade fruta y se les cambia el nombre porque este nuevo ingrediente se vuelve su principal atractivo.

 

 

Tienen una larga historia, ya que la fruta se ha utilizado como ingrediente para la cerveza desde la antiguedad. Entre las frutas más comunes que podemos encontrar tenemos a las cerezas, las moras y los duraznos.

En la actualidad es común que los cerveceros utilicen extractos o jarabes de frutas en lugar de fermentar la fruta natural. Aunque si el aditivo es jugo de limón o limonada específicamente, la cerveza toma el nombre de Radler (o Shandy) a diferencia de ser simplemente una cerveza frutal.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sin duda alguna.

Se trata de cervezas que cumplen específicamente con la definición de cerveza original, en la que podemos meter a las frutas como otros ingredientes.

 

Por las características que la fruta le da a la cerveza, este estilo suele ser ácido y dulce, pudiendo llegar a ser un tanto agrio, pero con el sabor de la fruta normalmente muy marcado, lo que las vuelve fáciles de beber.


  • Cerveza de Raíz

Su nombre también nos aparenta dar la respuesta a la investigación que estamos llevando a cabo, sin embargo, ¿podemos confiar en todas las bebidas cuyo nombre contenga la palabra “cerveza”?

Es una bebida que se produce utilizando ya sea sasafrás o zarzaparrilla como ingrediente principal para otorgarle su sabor.

Su origen se remonta a la época precolombina con una bebida muy similar fabricada por diferentes grupos indígenas de américa del norte, para fines tanto culinarios como medicinales. Algunas versiones de la bebida tenían contenido alcohólico, mientras que otras no. Con la llegada de los europeos, copiaron la bebida produciendo un jarabe mismo que combinaban con soda.

Esto provocó que en el siglo XIX un farmacéutico creara una versión de la bebida que se volvió sumamente popular. Este farmacéutico, un abstemio, quizo nombrar a su bebida como té de raíz, pero los propios consumidores lo nombraron cerveza de raíz, a pesar de su nulo contenido alcohólico. Surgieron otras marcas que hicieron sus propias versiones de la bebida, las cuales ganaron una gran popularidad con la llegada de la prohibición estadounidense.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No.

A pesar de que no existe una receta estándar para su elaboración, ninguno de los ingredientes que se utiliza para su elaboración es un cereal. A pesar de que puede llevar una combinación de ingredientes tan extensa y amplia como: agua, azúcar, zazafrás, vainilla, cereza, regaliz, zarzaparrilla, nuez, anis, canela, miel, abedul, jengibre, cilantro, junípero, café así como otra gran variedad de plantas, raíces, especias, extractos, cortezas, etcétera, habiendo incluso algunos a los que se les incluye lúpulo; no tenemos el elemento base para hacer el proceso de malteado, podiendo volverla una cerveza.

El hecho de que la gran mayoría de las recetas y preparaciones actuales no tengan contenido alcohólico ya queda de lado, aunque esto realmente nos hace preguntarnos cuál es la razón por la que se le denomine común y popularmente como cerveza, si ni de chiste se asemeja a una, ni siquiera las versiones que sí tienen alcohol.


  • Happoshu

Nombre japonés para designar a cierta clase de bebidas similares a la cerveza. Su traducción literal sería: alcohol burbujeante; pero su traducción oficial es: cerveza baja en malta. ¿Por qué? Porque se trata de cervezas al fin y al cabo, aunque en este caso cervezas que no cumplen el requisito legal para poder llamarse de esta manera dentro del país nipón.

Aparentemente, en Japón sólo se le puede llamar cerveza a las cervezas que contienen 67% o más de malta en su producción; si contienen menos, se llaman happoshu (発泡酒) en lugar de cerveza. Pero al no ser cerveza, el impuesto que se cobra es menor, entonces esto último ocasiona una mayor popularidad de estas cervezas bajas en malta por sus menores costos.

El impuesto que se cobra para este tipo de bebidas es por niveles, entonces existe además una tercer clase de cerveza en la que el porcentaje de malta usado es menor del 25% a las que se conoce como “la tercer cerveza“, y son una extraña mezcla de cerveza bajas en malta revueltas con licores y otro tipo de alcohol para que puedan pagar una cantidad todavía menor de impuestos.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí, en el mundo real el porcentaje de malta usado no es un criterio válido para poder denominar a una cerveza como cerveza, a diferencia de Japón. Aunque la calidad de la cerveza podría ponerse en duda (el porcentaje que no es de malta de cebada es sustituido por arroz, papa, maíz o algún otro grano adjunto), no deja de ser una cerveza.

Este criterio ha provocado que incluso algunas cervezas internacionales, tanto industriales como independientes, se vendan en Japón como happoshu en lugar de como cerveza.

Respecto a la variante conocida como la tercer cerveza, es complicado establecer si es cerveza o no, ya que cada marca mezcla la happoshu con diferentes tipos y clases de licores y en diferentes proporciones, por lo que realmente habría que revisar cada uno de manera individual, aunque la conclusión general es que no lo son: una cerveza combinada con otro licor no es cerveza, sino cerveza combinada con otro licor.


  • Huangjiu

Es una bebida alcohólica de origen chino, que se prepara utilizando agua, granos de cereal que pueden ser arroz, sorgo, mijo o trigo, y jiuqu, un fermentador especial para este tipo de bebidas, mismo que consiste en una combinación de hongos, levaduras y bacterias.

Es una bebida que se pasteuriza, filtra y añeja antes de venderse al consumidor final; algunos estilos son añejados por más de 20 años antes de ponerse a la venta. El color de esta bebida puede variar de entre el café claro al beige, e incluso puede ser de color café amarillento café rojizo.

 

Existen diferentes tipos, mismos que se clasifican según su sequedad, el tipo de jiuqu que hayan usado y su método de producción, por lo que tenemos una gama bastante amplia de nombres y estilos según estos tres factores, así como de otros ingredientes que se hayan empleado en su elaboración y los fines que tenga la bebida como tal (hay tipos de huangjiu que se usan específicamente para cocinar).

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí, a pesar de que la traducción literal de huangjiu (黄酒) es “vino amarillo”, no es un vino, sino una cerveza. Un vino es una bebida alcohólica fermentada a partir de la uva, o algún otro fruto; y el huangjiu no utiliza este ingrediente fundamental para poder ser considerado como vino, sino que su ingrediente principal es algún tipo de cereal, lo que lo hace entrar en la categoría de cerveza como bebida alcohólica.

 

La región donde más se elabora y es más famosa esta bebida es Shaoxing, por lo que también se le llega a conocer como Vino de Shaoxing, otro nombre que está mal utilizado. El huangjiu no es un vino, sino, a todas luces, es una cerveza.


  • Ibwatu

Una bebida bastante popular en Zambia de donde es originaria, existe la versión tanto con contenido alcohólico como sin contenido alcohólico. Se produce mezclando raíces molidas con granos de maíz. Esta mezcla se puede beber inmediatamente o se puede dejar fermentar por varios días, siendo esta la versión que sí tiene contenido alcohólico y a la que los zambianos llaman “cerveza dulce”.

 

 

También se llama munkoyo en algunas regiones, y se utiliza como bebida ceremonial, tradición que se propagó incluso a otros países de África central, como es, por ejemplo, el Congo.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí, siempre y cuando se trate de la versión fermentada y con contenido alcohólico. La versión que se bebe de inmediato sólo sería una bebida que utiliza los ingredientes de la cerveza y que es bebida antes de realizar los procesos necesarios para convertirse en una.


  • Kasiri

También conocido como kaschiri o cerveza de cassava, es una bebida alcohólica preparada por los amerindios nativos de la actual región de Surinam y Guyana, en sudamérica. Se prepara utilizando las raíces de la Yuca (también conocida como Tapioca o Cassava), mismas que se muelen, se diluyen y se prensan para extraer de ellas un “jugo”, que es el que se pone a fermentar para obtener la bebida final.

 

El método tradicional y antiguo para la preparación consistía en mascar las raíces de la yuca para posteriormente escupirlas y acumularlas en un recipiente, donde gracias a la saliva se comenzaban a fermentar.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

No.

A pesar de su nombre y de que el proceso por el cual se produce es muy similar al de varias cervezas artesanales, prehispánicas e indígenas, el kasiri no es una cerveza. La diferencia radica en la planta base que se utiliza para realizar el proceso, en el caso de la cerveza, necesariamente tiene que ser un cereal, mientras que para el kasiri se realiza con la yuca, planta que pertenece a una clase totalmente distinta dentro del reino de las plantas, por lo que ni remotamente se asemeja a un cereal.

 

Gracias a esta diferencia irreconciliable, esta bebida alcohólica fermentada no puede ser una cerveza, aunque su nombre común así lo proponga.


  • Bebida de malta

Una bebida de malta es un líquido para ser consumido hecho a partir de granos de cereal sometidos al proceso de malteado, mismo que implica, entre otras cosas, a sumergiros en agua para hacerlos germinar, su secado y posterior tostado.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

No.

Como dicen en mi pueblo y para que quede más claro: todas las cervezas son bebidas de malta, pero no todas las bebidas de malta son cervezas. Bebida de malta es el género y cerveza la especie, pero no la única especie.

 

La cerveza es la bebida de malta por excelencia, la más popular, famosa y conocida, aunque existen otro tipo de bebidas de malta, como por ejemplo: licores de malta, leche malteada, bebidas energéticas con malta, refrescos de malta, etcétera. En los últimos años, estas bebidas de malta que no son cerveza han ganado popularidad.

 


  • Pendha

También llamada pindia, era una bebida alcohólica preparada por los Pindari, una comunidad de mercenarios que habitaban la India en el siglo XVIII. Hay quienes dicen que fue precisamente el nombre de esta bebida gracias a lo que la banda adquirió su propia denominación.

Según los registros que se tienen, la bebida se preparaba con sorgo fermentado y varias clases de flores; aunque en la actualidad ya no hay ninguna receta ya que realmente la bebida desapareció con la desaparición de la comunidad que acosumbraba prepararla.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

Al menos si tomamos los registros que se tienen de que se trataba de una cerveza artesanal elaborada a partir de sorgo con otros ingredientes. Difícil de replicar en la actualidad, al no tener como tal una receta o forma de concer sus ingredientes completos y su forma de preparación.


  • Pito

Bebida alcohólica fermentada a partir de mijo o sorgo, originaria del norte de Ghana y que también suele encontrarse en Nigeria y algunas otras regiones del oeste de África. Se hace de manera artesanal a muy pequeña escala. La tradición dicta que se debe de comprar siempre directamente del productor, sin pasar nunca a través de un intermediario, por lo que las casas donde se produce suelen tener bancas en el exterior para que la puedan beber ahí mismo.

Se puede tomar caliente o fría, y representa una actividad económica bastante lucrativa para zonas de bajos recursos económicos.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí.

El sorgo y el mijo son cereales, por lo que permiten al pito entrar dentro de la clasificación de las cervezas. Sus demás características sólo la convieren o la terminan de definir como una cerveza artesanal arraigada a una cultura y región sumamente específicas, atada también a otras tradiciones, que son las características que le impiden ser catalogada como un estilo de cerveza totalmetne.


  • Shandy

Bebida ya mencionada en las cervezas frutales, se trata de cerveza combinada con limonada, jugo de limón, agua carbonatada con limón o refresco de limón.

Recibe muchísimos nombres, según el lugar en el que se pregunte y cada uno tiene su propio origen e historia.

Biermischgetränke,  Potsdamer, Russ, Radler son los nombres que recibe en Alemania, dependiendo de la región, mientras que en Nueva Zelanda se les llama Ralder debido a que la palabra radler estaba registrada como marca. Panaché es como se le llama a la combinación de cerveza con refresco de limón en Bélgica, Francia, Suiza e Italia. Y así, Sneeuwwitje en Holanda, Portergaff en Australia, Lager top en Inglaterra, y Cerveza Mónaco en Francia son otros ejemplos.

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

No y sí.

En realidad se trata de una cerveza preparada, es decir, una cerveza de algún estilo propio a la que se combina con otra bebida. O al menos ese es el caso en la mayoría de estas combinaciones. Si a una cerveza se le agregara el limón o su extracto durante el proceso de elaboración de la cerveza, entonces sí sería una cerveza, una cerveza frutal; sin embargo, este no suele ser el caso, y el limón se agrega hasta que la cerveza ya está terminada.

Existen algunas otras variantes en las que el refresco que se agrega no es de limón, sino de Cola o Naranja, recibiendo estas combinaciones sus propios nombres: Diesel, Refajo, Fanschop, Tango, etcétera.


  • Svagdricka

Una de las dos bebidas tradicionales de Suecia que sobreviven hasta la actualidad, al igual que la gotlandsdricka. Es una bebida malteada producida con diferentes ingredientes, siendo su característica que es dulce, oscura y con un contenido de alcohol bajo (.5% al 2.8%), recordando bastante al estilo de cerveza Kvass ruso, es de fermentación alta y se suele embotella sin paesteurizar.

 

Era muy popular a principios del siglo XX, pero la introducción de nuevos y mejores estilos de cerveza al mercado provocaron una crisis en su popularidad, aunque existen todavía algunas pequeñas fabricas sobrevivientes que lo producen, ya que hay una ligera alza en su venta en diferentes temporadas, sobretodo en navidad y en pascua cuando se suele usar para acompañar platillos tradicionales suecos de temporada.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

Sí.

Una cerveza regional no muy popular pero que tampoco es artesanal. Sin embargo, cumple totalmente con los requisitos para ser una cerveza.


  • Tella

Conocido también como talla, farsoo, suwa o säwa, es una bebida alcohólica fermentada tradicional de los países de Etiopía y Eritrea. Se puede preparar con diferentes granos, dependiendo de la región, tradicionalmente sorgo, pero también se puede preparar con maíz, cebada o trigo. Se le añade también tef, una planta similar a los cereales endémica precisamente de estos dos países africanos; así como especias. Hojas de espino cerval, un arbusto africano, son las que se utilizan para llevar a cabo la fermentación.

Por su proceso de elaboración, suele tener un sabor ahumado, y llega a tener entre 2% y 6% de contenido alcohólico. Se suele elaborar de manera artesanal siguiendo las propias recetas tradiconales de la familia.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí. Totalmente.

A pesar de los ingredientes tan extraños que utilizan en su elaboración y que se pueden encontrar más fácilmente en África, la base de la bebida así como su preparación y características la hacen una cerveza al 100%.


  • Umqombothi

Es una bebida alcohólica producida en Sudáfrica, elaborada a partir de maíz, maíz malteado, sorgo malteado, levadura y agua. Su contenido alcohólico es generalmente bajo, de alrededor del 3%, y su preparación es totalmente artesanal, pasando la receta de familia en familia. Esta misma tradición hace que haya recetas bastante variables según la región.

Está muy apegada a la cultura sudafricana, por lo que es una bebida ritual que se utiliza en diferentes momentos de acuerdo a sus propias costumbres y tradiciones.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

 

Sí, totalmente. Se trata de una cerveza que emplea más de un cereal, pero cumple totalmente con nuestra definición de cerveza. Una cheve artesanal, al fin y al cabo. En África recibe el tratamiento completo como una cerveza artesanal, sólo que al ser de producción tan tradicional y arraigada a ciertas regiones, no ha generado mayor fama.


  • Cerveza de Jengibre

Su nombre nos dice claramente que es cerveza, pero ¿realmente lo será?

La verdad es que se trata de una bebida dulcificada naturalmente y carbonatada, que se produce con especias, jengibre y levadura. Existen dos versiones: la que tiene contenido alcohólico a través de la fermentación de sus ingredientes como la que no lo tiene, y que su carbonatación tiene origen artificial.

 

Tiene un origen tan antiguo como desde el 500 antes de nuestra era, época en la que se tienen los primeros registros de bebidas similares producidas en China e India. Tuvieron una gran popularidad en Inglaterra enntre el siglo XVIII y el XX, alcanzando también a ser muy famosas en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y Sudáfrica.

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

Depende.

Si se trata de la versión que se deja fermentar para alcanzar a tener contenido alcohólico, sí lo es. Pero si es la versión carbonatada artificialmente que no se fermentó y no tiene contenido alcohólico, no es más que un refresco. De hecho, el Ginger Ale es un ejemplo muy claro de lo que sería una cerveza de jengibre sin contenido alcohólico.


  • Burukutu

Es una bebida alcohólica hecha a partir de maíz de Guinea, sorgo o mijo. Es normalmente fabricada en países de África tropical, como Nigeria, Kenia, Etipia y Burundi como una de sus bebidas más tradicionales y populares. También se puede encontrar en Guniea, Ghana y Benin.

Su proceco de preparación consiste en maltear los granos ya sea de sorgo o mijo para pasar al posterior remojado de la malta, lapso que dura aproximadamente 3 días y en el que se busca que la malta se humedezca y que los granos germinen. Una vez que se ha conseguido esto, se pasa la malta a un nuevo punto, en el que se agita y mueve continuamente durante 5 días hasta secarse totalmente. A esto le sigue la combinación con otros ingredientes así como con agua y se caliente esta nueva mezcla, misma que luego se deja fermentar con levadura por alrededor de 2 días.

 

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

Sí, totalmente. El proceso de elaboración del burukutu es exactamente igual a de cualquier cerveza, aunque de una manera un tanto más rudimentaria y rústica, volviéndolo una cerveza sumamente artesanal.

A pesar de que la cebada y el lúpulo no están presentes, los ingredientes con los que sí cuenta esta bebida la hacen calificar como una cerveza sin ningún lugar a dudas.


  • Lotoko

Es una bebida alcohólica originaria de la República Democrática del Congo, en África central. Es una bebida que se elabora de manera clandestina de manera casera ya que está prohíbida su preparación venta y distribución.

Se elabora a partir de maíz y otros de sus ingredientes son la yuca y el plátano. Su forma de preparación consiste en cortar y hervir los granos de maíz hasta crear un mosto que se deja fermentar y posteriormente se destila utilizando contenedores improvisados hechos a partir de barriles de petróleo. El alcohol producto de este proceso tiene altos niveles de metanol, producto que es tóxico para el humano.

Su contenido alcohólico es sumamente alto, de alrededor del 50%.

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

La parte escencial para no considerarlo una cerveza es que es una bebida alcohólica destilada. A pesar de que incialmente sigue punto por punto todos los pasos del procedimiento para hacer cerveza, el hecho de destilarla lo saca totalmente de esta clasificación.

En realidad es más similar a un güisqui, un güisqui posiblemente tóxico y mortal.


  • Sake

Ahora sí perdimos la cabeza, ¿cómo nos atrevemos siquiera a preguntarnos si el sake puede ser cerveza o no? Si todos bien saben que el Sake es vino… sería casi como cuestionarse si el tequila o el vodka son cerveza, ¿no?

Pues ya vimos que incluso bebidas que están profundamente arraigadas en la cultura popular como cervezas en realidad no lo son, y que existen bebidas que insospechadamente pueden clasificarse como cervezas a pesar de todo pronóstico.

Indudablemente es parte de la cultura general que el sake es un vino pero… de arroz, ¿recuerdas cuál es el criterio para considerar una cerveza como cerveza? Efectivamente, que el ingrediente base con el que se hace el mosto y mismo que se deja fermentar sea un cereal. Si ya leíste la entrada en la que nos preguntamos si el huangjiu es una cerveza, a pesar de que su nombre mismo quiera decir vino, recordaras que el vino es una bebida alcohólica fermentada a partir de la uva, o algún otro fruto. El sake no contiene ni uva ni ningún otro fruto en su elaboración.

Ingredientes principales del sake

Siguiendo esto, ahora mismo la balanza del sake se inclina más hacía ser una cerveza que un vino. Entonces ¿por qué una bebida tan tremendamente popular en el mundo, es clasificada de una manera tan errónea? Y, como podría sospecharse inicialmente, no se trata solamente de que estemos ante un fenómeno mundial colectivo en el que toda la población del mundo lo considere equívocamente así por un malentendido, sino que su clasificación como vino es de carácter incluso legal. ¿Qué demonios es entonces el sake?

Se trata de una pregunta tan curiosa, única e interesante que tuvimos que hacer una investigación completa para poder responderla.

Entonces, ¿Podría considerarse como una cerveza?

No. Por diversas razones, el sake no es una cerveza, pero mucho menos es un vino.

Para poder entender totalmente las causas e implicaciones de esto y tener la visión completa acerca de esta respuesta, te recomendamos leer el artículo El misterio del sake en el que abordamos el tema con total profunidad.

Si nos viéramos forzados a tener que clasificarlo obligatoriamente como vino o como cerveza, sin duda es mucho más similar a la cerveza que al vino.